Cómo bañar a un perro de forma correcta


Tener una mascota puede ser algo muy bonito y todo, sin embargo, pues trae consigo una gran cantidad de responsabilidades con las cuales debes lidiar una vez que dejas que este pequeño animalito entre en tu casa.

Cuando adquieres un perro o un fato debes saber que tendrá un excelente amigo que no te va a juzgar y que siempre estará allí para ti, cuidándote, y brindándote todo su amor, pero pues tiene retos.

Muchas veces estos animalitos no solo viven de amor, hay que alimentarlos, llevarlos al doctor y pues más importante que todo es mantenerlos siempre limpios puesto a que no podemos tenerlos así todos sucios ya que esto puede enfermarlos.

Muchos pagan para que estos animalitos queden relucientes y puede que sea algo bastante fácil e ideal, sin embargo no todos pueden darse ese lujo y les toca lidiar con estas mascoticas a la hora del baño pero no te preocupes que hoy te enseñáremos como debes hacerlo.

Baña a tu perro de esta manera

El bañar a tu perro puede ser uno de los retos más grandes que te puedes proponer y es que a ellos les puede encantar demasiado el agua o incluso pueden odiarla y querrán salir corriendo una vez que te vean con la manguera en la mano, seguramente te ha pasado.

Es importante que sepas que debes bañar a tus mascotas con regularidad pero debes tener precaución pues sino puede que le causes daños en su piel y esto no es lo que queremos que les suceda, hazlo cada cierto tiempo y sin exagerar.

En cuanto al baño se recomienda que sigas estos pasos:

  1. Cepilla el pelo de tu mascota antes de bañarlo
  2. Prueba que la temperatura del agua esté bien, debe estar templada, ni fría ni caliente.
  3. Mójalo, y aplica el champú especial para perros y masajea comenzando por el lomo y luego hacia las patas haciendo espuma.
  4. Luego limpia sus oídos con algún producto que tu veterinario te recomiende. Hazlo más si tu mascota tiene orejas caídas, allí acumulan mucho suciedad.
  5. La cabeza debe ser lo último que laves y debes evitar que le entre agua en los oídos o los ojos.
  6. Enjuaga con agua poco a poco para retirar el producto que puede afectar al animal
  7. Sécalo con una toalla para retirar el exceso de agua y debes hacerlo de abajo hacia arriba
  8. Utiliza un secador con aire templado para quitar la humedad y ya quedará listo. Evita que el aire entre a sus oídos.
  9. Cepilla suavemente y quedará listo.

Esperamos estos pasos te ayuden.

No olvides compartir.

299 Shares